Ver una película de terror puede hacer que quemes una barra entera de chocolate, según estudio. : Las 10 películas de terror que queman más calorías

Según un estudio realizado por la Universidad de Westminster y publicado por The Telegraph, ver 90 minutos de terror puede ayudarnos a quemar 113 calorías, en promedio.

¿Cómo llegaron los investigadores a esta conclusión? Lo que hicieron fue poner a prueba a 10 personas expuestas a varias películas de terror y midieron su ritmo cardíaco y expulsión de dióxido de carbono. Al final, descubrieron que quemaron un tercio más de calorías cuando veían este tipo de películas que con otros géneros.

De hecho el estudio reveló que las películas que te hacen saltar del susto son las que te ayudan a quemar más grasa.

El doctor Richard Mackenzie, especialista en metabolismo, explicó a The Telegraph: “Mientras el pulso aumenta y la sangre bombea más rápido a lo largo del cuerpo, éste experimenta un aumento de adrenalina. Es la liberación de adrenalina, producida por periodos cortos de estrés (en este caso producido por el miedo), la que inhibe el apetito, incrementa el metabolismo basal y hace que quemes más calorías”.

Asustarse con una película de terror es equivalente a caminar media hora y a quemar una barra entera de chocolate.

Aquí la lista de las 10 películas que más calorías queman:

– El Resplandor: 184 calorías.

– Tiburón: 161 calorías.

– El Exorcista: 158 calorías.

– Alien: 152 calorías.

– Saw: 133 calorías.

– Pesadilla en la calle del Infierno: 118 calorías.

– Actividad Paranormal: 111 calorías.

– La Bruja de Blair: 105 calorías.

– La Masacre de Texas: 107 calorías

– Rec: 101 calorías.

 Nota vía The Huffington Post.

Conocer qué tipo de alteraciones transforman una célula normal en una célula cancerosa, puede ayudar a desarrollar tratamientos específicos que las combatan.: ¿Cómo se transforma una célula normal en una célula cancerosa?

Las células del cuerpo humano se encuentran expuestas a múltiples factores, como rayos ultravioleta, contaminantes, virus o simple azar, que pueden ocasionarles alteraciones severas en el material genético. Cuando estas alteraciones afectan los controles de reproducción en una célula, esta comienza a dividirse de una forma descontrolada, lo cual puede dar pie a la formación de una masa tumoral que, en ocasiones, desemboca en el desarrollo de cáncer.

Conocer exactamente qué tipo de alteraciones transforman una célula normal en un tumor canceroso, puede ayudar a desarrollar fármacos o tratamientos específicos que combatan las mutaciones que afectan las células, explica el director del Laboratorio de Genómica del Cáncer en el Instituto Nacional de Medicina Genómica (Inmegen), Alfredo Hidalgo Miranda, quien lleva más de ocho años analizando las características de los tumores de mama en mujeres mexicanas.

El investigador considera que las ciencias genómicas no están lejos de empezar a catalogar las alteraciones genéticas específicas de los tumores cancerosos y así lograr una mejor clasificación del cáncer.

“Se dice que, dentro de 10 años, ya no vamos a hablar sobre el tumor de mama, el de cérvix o el de piel; vamos a hablar de los tumores que tienen alterada una vía celular en particular. Esto abrirá las posibilidades de una clasificación mucho más útil que una simple anatomía, permitirá hablar de alteraciones moleculares particulares de los tumores independientemente de su sitio de origen. Con ello se podrán diseñar tratamientos más dirigidos al tipo de tumor”, explica el experto.

En entrevista con la Agencia Informativa Conacyt, Alfredo Hidalgo, explica el proceso mediante el cual una célula normal se transforma en célula cancerosa y qué características desarrolla una célula tumoral.

Agencia Informativa Conacyt (AIC): ¿Cómo se transforma un célula normal en una célula cancerosa?

Alfredo Hidalgo Miranda (AHM): Para que una célula normal se transforme en célula cancerosa debe sufrir una muy alta cantidad de alteraciones, tanto del ADN como de su expresión, su regulación y del cúmulo de proteínas que se encuentran en la célula.

AIC: ¿Qué características definen a una célula cancerosa?

AHM: Principalmente la proliferación descontrolada y la alta capacidad replicativa, que además es ilimitada. Qué quiere decir esto: si yo tomo una biopsia de piel y la cultivo en una caja de Petri se va a dividir entre 12 y 15 veces, que es el tiempo de vida normal de una célula cualquiera. Pero una célula tumoral, si tú le sigues dando de comer y le sigues dando espacio, se va a poder dividir de una forma prácticamente infinita.

Otra de las características de algunos tumores es que tienen una tasa de mutación mayor, comparada con la de una célula normal, por lo tanto la masa acumula alteraciones en su ADN mucho más rápido. Esto sucede porque los genes encargados de mantener la integridad del genoma se encuentran dañados, y si la maquinaria de reparación celular no manda a la célula dañada a una muerte celular programada, la reproducción sigue su curso a pesar de los daños.

Actualmente se reconocen entre seis y 12 características específicas que permiten diferenciar una célula normal de una cancerosa, y todas estas características tienen una contraparte en alteraciones del ADN.

AIC: ¿Todos los tipos de cáncer son provocados por las mismas alteraciones en el ADN, o cada tipo de cáncer tiene una alteración específica que lo genera?

AHM: En la actualidad se acepta que es un poco de las dos. Existen ciertas alteraciones que son casi específicas de ciertos tipos tumorales, por ejemplo, cuando analizas el número de cromosomas de un tumor de cáncer de mama contra los de un tumor de cáncer cervicouterino, puedes observar perfiles de pérdida o ganancia de ADN que son característicos de cada tipo de tumor.

Esto te habla de que se requiere de la presencia de ciertas mutaciones específicas para que el tumor se desarrolle. Pero también tenemos alteraciones que son mucho más generales y pueden estar presentes en cualquier tipo de cáncer, independientemente de la región del cuerpo donde se encuentre.

AIC: ¿Cuáles son estas mutaciones generales?

AHM: Hay dos tipos principales de genes cuya alteración puede causar cáncer:

  • Los oncogenes: son genes que a través de mutaciones adquieren una nueva función. Generalmente están controlando procesos de división celular, o de diferenciación, y cuando mutan hacen que a la células se le atore el “acelerador” de proliferación y siga creciendo sin control.
  • Los genes supresores de tumor: estos genes son como el freno de la célula, juegan un papel muy importante al indicarle a la célula cuándo dividirse y cuándo dejar de dividirse. Estos genes tienen la capacidad de detectar daños en el ADN, detener la división y mandar la célula a apoptosis, que es una muerte celular programada. Muchos de estos genes supresores de tumor están mutados en los tumores cancerosos, allí tenemos el ejemplo del gen P53, que está mutado en más de 60 por ciento de los tumores humanos.

Pero en la actualidad, cuando encontramos una mutación, el verdadero reto es diferenciar cuáles de las mutaciones presentes en un tumor están contribuyendo a la formación —denominadas driver—, y cuáles son solo mutaciones pasajeras que caen en genes que nada tienen que ver con la formación del tumor.

El problema es que en un mismo tumor tienes una cantidad enorme de alteraciones, por lo que definir cuáles juegan un papel principal en el desarrollo del cáncer es muy complejo.

Nota vía Conacyt

A pesar de todo, la gente que vive ahí mantiene una buena salud.: Los 5 lugares con más radiactividad en el Planeta Tierra

Estos son los cinco lugares que poseen los mayores niveles de radiactividad del planeta y donde, a pesar de todo, la gente que vive ahí mantiene una buena salud.

1. Guarapari (Brasil). Más de 700 km de las playas atlánticas que van desde Río de Janeiro a Salvador de Bahía son radiactivas. La fuente es la monacita, un tipo de mineral fosfato que contiene torio y es muy común en las montañas que alimentan de arena las playas de la zona. En la zona de Guarapari, entre Río y Bahía, las lecturas son muy cercanas al límite permitido de exposición de los trabajadores de plantas nucleares.

2. Ramsar (Irán). Esta ciudad en la costa sur del mar Caspio es famosa por tener los niveles de radiación natural más altos del planeta, 80 veces superiores a la media del planeta y un 60% superior a los máximos permitidos para los trabajadores de las empresas nucleares. Curiosamente los estudios realizados sobre las 2000 personas que viven en las áreas de mayor exposición muestran una tasa de cáncer de pulmón un poco por debajo de la media mundial, al mismo tiempo que una expresión significativamente mayor del gen CD69 (responsable de la producción de glóbulos blancos) y células NK (un tipo particular de linfocitos).

3. Manantiales de Paralana, Arkaroola (Australia). Localizados en el Santuario Natural de Vida Salvaje Arkaroola, en la parte norte de los montes Flinders en el sur de Australia, cerca de Adelaida, se caracterizan por un agua que desde hace mil millones de años lleva circulando a través de rocas ricas en uranio.

4. Yangjiang (China). El problema es que en esa zona la arena, al igual que en las playas de Guarapari en Brasil, contiene monacita que, incorporada al mortero y a los ladrillos, convierte las paredes de las casas en potentes fuentes radiactivas de radio, radón y actinio. Las personas que viven ahí reciben tres veces la radiación media mundial pero, como sucede en otros lugares similares, esto no se refleja en una mayor incidencia de cánceres. De hecho, estudios realizados desde 1970 demuestran que la mortalidad por cáncer en la población es incluso menor que en otros lugares donde la radiactividad natural está dentro del promedio mundial.

5. Karunagappally (India). Sus habitantes superan los 600.000. La zona también se encuentra con rocas que contienen monacita lo que provoca que sus habitantes reciban más de 12 veces la dosis media de radiación. Pero tampoco se ha encontrado una mayor incidencia de cáncer entre sus habitantes.

Nota vía Muy Interesante

Existen operaciones consideradas de ciencia ficción, éstas pueden ser una realidad gracias a la "impresora" de tejidos.: La primera "impresora" de tejidos humanos se podría crear en México

Existen operaciones consideradas de ciencia ficción como insertar cartílago completamente nuevo en una rodilla, o crear un corazón con las mismas células humanas, éstas pueden ser una realidad gracias a la “impresora” de tejidos.

Adquirida por el Centro Nacional de Investigación en Imagenología e Instrumentación Médica (CI3M) —creado gracias a una alianza entre la UAM y el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología—, esta “impresora” al utilizar células vivas es capaz de construir prácticamente cualquier tejido humano, aseguró el coordinador del centro, Joaquín Azpiroz Leehan.

Explicó que una vez que se tienen las células, se deben aislar en un líquido y, al igual que una impresora jet de tinta, se deposita en el aparato para que se arme el tejido capa por capa.

Así, aunque aún está lejana la posibilidad de lograrlo, esta máquina “la queremos echar a andar lo antes posible”, ya que uno de sus objetivos a largo plazo es sumarse a las investigaciones para diseñar un corazón humano.

La meta es diseñar un corazón real que sustituya al dañado, “suena de ciencia ficción, pero para allá vamos; a lo mejor yo ya no lo alcanzo a ver, pero sí es posible”, enfatizó.

El especialista explicó que dicho proyecto representa aún diversos problemas. El primero es lograr su conformación, “y luego que el corazón comience a latir de forma sincronizada”.

No obstante, el CI3M —en coordinación con otras instituciones y la participación de distintas empresas— creó el primer corazón artificial.

“Gracias a nuestros resultados anteriores bastante buenos; ya conocen la vieja historia del corazón artificial mexicano, que se desarrolló aquí; esos resultados permitieron que el Conacyt nos diera dinero, ya con equipo nuevo para poder trabajar a alto nivel”, agregó Azpiroz Leehan.

Para Joaquín Azpiroz, la evolución del laboratorio donde se realizó este desarrollo que permitió volverse un Centro Nacional fue la oportunidad para continuar distintas líneas de investigación cómo la que se pretende con la “impresora” de tejidos en coordinación con el Instituto Nacional de Rehabilitación.

“En particular, ellos tienen la idea de hacer crecimiento de cartílago de rodilla; si a uno se le rompen los meniscos o lo que sea, se imprimen en esta “impresora”, que es la primera en México; lo harían en colaboración con nosotros. Entonces es un reemplazo de tejido natural y no tiene posibilidades de rechazo”, comentó.

Asimismo, el coordinador del centro explicó que el crecimiento del tejido es un trabajo muy complicado, cuya historia data ya de hace más de 30 años.

Existen “en el mundo algunos ejemplos de cosas que sí funcionan: vejigas, uretras; pero queremos ir ya a cosas un poco más complejas”, concluyó.

Nota vía Univadis.

Sin duda un ejemplo temprano de la telemedicina.: Los primeros electrocardiogramas y su funcionamiento

Los primeros electrocardiogramas (ECG) de la historia se realizaron con aparatos tan voluminosos como el de la imagen inferior.

El electrocardiógrafo o galvanómetro de cuerda pesaba más de 250 kg y necesitaba cinco personas para su manejo. Los pacientes debían sumergir sus extremidades, –ambas manos y pie izquierdo– en unas cubetas con solución salina. Las señales viajaban 1,5 km a través de los cables de la red telefónica de Leiden, desde el hospital donde se realizaba el examen, hasta el laboratorio de fisiología para su registro. Sin duda un ejemplo temprano de la telemedicina.

En la imagen podemos ver un Galvanómetro de Einthoven, su inventor el fisiólogo holandés Willem Einthoven (1860-1927), fue galardonado en 1924 con el Premio Nobel de Fisiología y Medicina. Con su galvanómetro de cuerda registró la actividad eléctrica no sólo del corazón (en 1903) sino de la retina, los nervios vagos, parasimpáticos y el tono muscular.

13581954_827654890698572_7394292508256817631_o

Nota vía Arqueología de la Medicina

Su efecto sobre el cerebro adulto podría ser más sutil.: El daño del Zika es diferente en el cerebro de los adultos

Este es el primer estudio que observa el efecto de la infección del Zika en el cerebro de los adultos.

“En función de nuestros hallazgos, infectarse con el Zika de adulto quizá no sea tan nocivo como la gente cree”, advirtió Joseph Gleeson, jefe del Laboratorio de Enfermedades Cerebrales Pediátricas en la Universidad de Rockefeller, en un comunicado de prensa del Instituto La Jolla.

El Zika puede entrar claramente en el cerebro de los adultos y causar estragos, pero es una enfermedad compleja; es catastrófica para el cerebro joven en desarrollo, y sin embargo la mayoría de los adultos que se infectan con el Zika rara vez muestran síntomas detectables. Su efecto sobre el cerebro adulto podría ser más sutil.

Los investigadores trabajaron en los efectos del Zika con las células cerebrales de los ratones, aunque la investigación con animales con frecuencia no produce el mismo efecto en los humanos.

Se necesitan más estudios para determinar si el Zika produce los mismos daños en las células cerebrales adultas en los seres humanos, y si podría tener efectos a largo plazo o el potencial de alterar la conducta, dijeron los científicos.

La infección con el Zika durante el embarazo puede causar anomalías cerebrales graves en los fetos en desarrollo, la más común es la microcefalia, donde el cerebro y la cabeza son extrañamente pequeños. Miles de bebés han nacido con estos defectos, la mayoría en Brasil, desde que comenzó el brote en Sudamérica en abril de 2015.

“El virus parece estar viajando bastante a medida que las personas se mueven por el mundo”, dijo Gleeson. “Dado este estudio, creo que los esfuerzos en la salud pública deberían plantearse monitorizar las infecciones con el Zika en todos los grupos, no solo las mujeres”.

Nota originalmente publicada en La Jolla Institute for Allergy and Immunology.

Nota vía Medline Plus

¿Te recuerdan a alguien?: 4 datos científicos de los psicópatas

La revista Muy Interesante publicó cuatro datos científicos acerca de los psicópatas que seguramente no sabías. A continuación la lista:

1. De acuerdo con un estudio australiano publicado recientemente en la revista Chemosensory Perception, las personas con tendencias psicópatas, además de ser manipuladoras, antisociales y adictas a las emociones fuertes, tienen un sentido del olfato atrofiado, algo que se atribuye a un funcionamiento defectuoso de la zona frontal del cerebro. En esta misma región residen las neuronas encargadas del control de los impulsos, la planificación y la capacidad de adaptar el comportamiento a las normas sociales.

2. Usando técnicas de neuroimagen, científicos del King’s College de Londres han identificado diferencias cerebrales que podrían explicar desde un punto de vista biofisiológico la psicopatía. En concreto, han descubierto que las fibras nerviosas que conectan la amígdala –relacionada con el miedo– y la corteza orbitofrontal –implicada en la toma de decisiones– están ligeramente desestructuradas en los psicópatas, y que esta anomalía es más grave cuanto mayor es el desequilibrio mental.

3. El cerebro de los psicópatas está configurado de tal modo que buscan recompensas a costa de cualquier cosa, sin medir los riesgos, tal y como revelaba un estudio de la Universidad de Vanderbilt publicado en la revista Nature Neuroscience. Esto se debe a que hay un desequilibrio en el circuito de la dopamina, el neurotransmisor vinculado al placer, en una zona conocida como núcleo accumbens. De hecho, cuando un psicópata consume anfetaminas su cerebro libera cuatro veces más cantidad de dopamina que un cerebro sano.

4. Científicos de la Universidad de Cornell (EE UU) demostraron recientemente que existe cierto patrón en las palabras que usan los psicópatas durante una conversación. Emplean el doble de términos relacionados con la alimentación, el sexo y el dinero que una persona normal. Casi no hablan de la familia, la religión u otras “necesidades sociales”. También suelen emplear más el tiempo pasado y hacen más pausas con sonidos como “um” que el resto de la población.

Nota vía Muy Interesante

Los médicos deben ser conscientes de que las mujeres muy jóvenes podrían tener un riesgo más alto, sobre todo si sufren de preeclampsia.: El embarazo podría aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular en las mujeres jóvenes

El embarazo podría aumentar el riesgo de accidente cerebrovascular (ACV) en las mujeres más jóvenes, en comparación con sus pares no embarazadas, sugiere un estudio reciente.

Aunque el riesgo general en las mujeres más jóvenes es muy bajo, parece aumentar durante y después del embarazo, según los autores del estudio.
No está claro por qué el riesgo parece existir, aunque los investigadores señalaron que la preeclampsia (una presión arterial peligrosamente alta durante el embarazo) podría tener un rol.

“Deberíamos tener cuidado de no interpretar de más estos resultados”, dijo la autora del estudio, la Dra. Eliza Miller, neuróloga vascular del Hospital Presbiteriano de Nueva York/Centro Médico de la Universidad de Columbia, en la ciudad de Nueva York.

Aun así, “uno de cada cinco ACV en las mujeres menores de 35 años en nuestro estudio se relacionaba con el embarazo, mientras que en el grupo de a partir de 35 años de edad era más bien uno de cada cien”, comentó.

“Sabemos a partir de estudios que el embarazo, sobre todo el tercer trimestre y el periodo postparto, es un momento de mayor riesgo de ACV para las mujeres en edad fértil”, dijo Miller. “Sigue siendo un evento raro, más o menos de 34 por cada 100,000 partos”.

“Pero para ponerlo en perspectiva, es cuatro veces más alto que la incidencia de cáncer cervical, otra terrible enfermedad que afecta a las mujeres en este grupo de edad”, añadió.

“No tenemos buenas formas de predecir quién podría sufrir un ACV”, pero hay evidencias de que va en aumento, advirtió.

En el nuevo estudio, los investigadores observaron estadísticas de mujeres que sufrieron ACV y ataques similares en el estado de Nueva York entre 2003 y 2012. Encontraron más de 19,000 casos de chicas y mujeres de 12 a 55 años hospitalizadas por ACV, incluyendo casi 800 que ocurrieron durante el embarazo o en un plazo de seis semanas del parto.

La incidencia general de ACV asociado con el embarazo fue más alta en las mujeres mayores, con unos 47 por cada 100,000 partos en el grupo de más edad (de 45 a 55), frente a 14 por cada 100,000 partos en el grupo más joven (de 12 a 24).

Pero el análisis estadístico mostró que cuando esas mujeres se compararon con sus pares de la misma edad que no estaban embarazadas “el embarazo aumentó el riesgo de accidente cerebrovascular de forma significativa en las mujeres menores de 35, pero no pareció aumentar el riesgo de ACV en las mujeres mayores de 35. En el grupo más joven, de 12 a 24 años, el embarazo se asoció con un riesgo de ACV de más del doble. Y en el grupo de 25 a 34, el embarazo se asoció con un aumento de un 60 por ciento en el riesgo de ACV. En las mujeres de a partir de 35 años, el embarazo no pareció aumentar el riesgo de ACV”, señaló Miller.

Las mujeres que tuvieron ACV relacionados con el embarazo tendían a tener menos factores de riesgo de ACV tradicionales, como hipertensión y diabetes, en comparación con las mujeres de la misma edad con ACV no relacionados con el embarazo.

La buena noticia es que los ACV siguen siendo poco frecuentes, incluso entre las mujeres embarazadas. Según Miller, 51 mujeres murieron de ACV relacionados con el embarazo, entre 3.8 millones de partos.

¿Por qué podría el embarazo aumentar el riesgo de ACV?

“El embarazo conduce a un aumento en la tendencia de que la sangre se coagule de forma que, cuando una mujer da a luz, no se desangre hasta morir”, explicó la Dra. Cheryl Bushnell, directora del Centro de ACV Bautista de la Universidad de Wake Forest en Winston-Salem, Carolina del Norte.

Parece que el riesgo más significativo de ACV generalmente ocurre durante el parto o inmediatamente después, debido a los cambios en el flujo sanguíneo al pasar de estar embarazada al estado posterior al embarazo, además del aumento en la tendencia de coágulos de sangre.

Miller, la autora del estudio, dijo que los niveles hormonales también cambian en relación con el parto, aumentando los riesgos de algunos tipos de ACV. Y la preeclampsia, que provoca una presión arterial peligrosamente alta en alrededor de uno de cada 20 embarazos, aumenta el riesgo, apuntó.

“Alrededor de un tercio de las mujeres en nuestro estudio que sufrieron ACV relacionados con el embarazo tuvieron preeclampsia”, señaló.

Los médicos deben ser conscientes de que las mujeres muy jóvenes podrían tener un riesgo más alto, sobre todo si sufren de preeclampsia, y quizá se les deba vigilar un poco más en las semanas siguientes después de dar a luz.

Bushnell aconsejó a las mujeres embarazadas y a las personas que estén con ellas, incluso los niños, que comprendan las señales y los síntomas del ACV, y que accionen si los observan.

“Los síntomas del ACV pueden incluir que un lado de la cara se caiga, debilidad o entumecimiento de un brazo o una pierna, dificultades para hablar, o el peor dolor de cabeza de su vida”, enumeró.

Estudio publicado en la revista JAMA Neurology.

Nota vía Intramed.

Lynlee Hope nació en junio, pero vio la luz por primera vez en marzo.: Conoce la historia de Lynlee Hope, la bebé que "nació dos veces" en Texas, Estados Unidos

Lynlee Hope es el nombre de una bebé de Lewisville, Texas, que nació en junio, pero vio la luz por primera vez en marzo.

Cuando su madre, Margaret Hawkins Boemer, tenía 16 semanas de embarazo, los médicos le informaron que la bebé tenía un tumor en la columna vertebral.

Aquel absceso, conocido como teratoma sacrococcígeo, desviaba la sangre del feto, elevando el riesgo de una insuficiencia cardíaca mortal.

El teratoma sacrococcígeo es una forma poco común de tumor que se presenta en uno de cada 70.000 embarazos.

Tras ser descubierto el tumor, la primera recomendación que recibió la madre fue practicar un aborto.

Sin embargo, los médicos de una clínica especializada de Texas le sugirieron una riesgosa cirugía. La bebé tenía 50% de posibilidades de sobrevivir.

La madre le relató a CNN que, en la semana 23 de su embarazo, el tumor ya estaba presionando el corazón de su hija, provocando el temido cuadro de insuficiencia cardiaca.

“Fue una decisión fácil para nosotros. Queríamos salvarle la vida”, dijo la mujer.

Entonces optaron por la operación.

El doctor Darrell Cass del Hospital Infantil de Texas fue parte del equipo que realizó la cirugía. Según explicó el cirujano, el tumor y la bebé eran casi del mismo tamaño en el momento en que se realizó la operación.

El corazón de la bebé prácticamente se detuvo mientras la mayor parte del tumor era extirpado, agregó el médico.

Posteriormente, los especialistas volvieron a colocar al bebé en el vientre de su madre. Margaret Hawkins Boemer tuvo que pasar las siguientes 12 semanas en cama.

Pero todo el sacrificio valió la pena.

Lynlee llegó al mundo”por segunda vez” el 6 de junio. Nació a través de una cesárea.

Cuando Lynlee cumplió los ocho días, fue operada nuevamente para eliminar el resto del tumor.

El doctor Cass afirmó que la niña ahora se encuentra en su hogar.

Nota vía BBC .

Foto portada vía easterndaily.com

El mundo está lleno de cosas curiosas que ni siquiera nos imaginamos. : 10 datos curiosos que seguro no sabías

1. Poner azúcar en una cortada o herida reduce el dolor y acelera el proceso de cicatrización.

2. Una delfín hembra ayudará en el nacimiento de otro delfín.

3. La saliva humana contiene un analgésico llamado opiorfina que es más potente que la morfina.

4. Si escribes en el buscador de Google la palabra Zerg Rush, te asustará lo que ocurrirá, nada malo, sólo que Google se comerá los resultados de la búsqueda.

5. Durante el embarazo, el cerebro de la mujer se encoge y tarda seis meses después del parto para recuperar su tamaño original.

6. A menos que la comida se mezlce con la saliva no se puede saborear.

7. Tu pulmón izquierdo es más pequeño que tu pulmón derecho para hacer espacio para el corazón. Aunque la diferencia no es demasiada.

8. El olor de hierba recién cortada es en realidad el olor que liberan las plantas cuando se encuentran en peligro, es como un grito de auxilio.

9. La sangre de la langosta no tiene color pero cuando se expone al oxígeno se vuelve azul.

10. El parpadeo durante todo el día es equivalente a mantener los ojos cerrados por 30 minutos.

Nota vía Planeta Curioso