Lo más importante después de un sismo es no perder la calma y seguir las siguientes recomendaciones:

  • Cierra las llaves de agua y gas. Si percibes olor a gas, desconecta el interruptor de energía eléctrica.
  • No enciendas cerillos ni equipo que origine flama o aquellos artículos eléctricos que puedan producir chispa.
  • Usa el teléfono sólo para emergencias.
  • Efectúa una cuidadosa revisión de los daños en tu casa antes de entrar, si son graves, no entres. Si estás en tu trabajo o escuela y si se considera que es más seguro evacuar el edificio, habrá que hacerlo.
  • Mantente alejado de las áreas de desastre.
  • Si puedes, presta tu ayuda en los puntos de ayuda en los que son requeridos.

Fuente