Año nuevo, cuerpo nuevo. Seguramente uno de tus propósitos de año nuevo es perder unos cuantos kilos. ¿Qué hace la gran diferencia a la hora de querer alcanzar tus metas? ¿Es mejor ir al gimnasio cuatro veces a la semana o pedir una ensalada en lugar de chilaquiles en el desayuno?

Se le preguntó a Philip Stanforth, profesor de Ciencias de la Universidad de Texas y director ejecutivo del Fitness Institute of Texas, si la dieta o el ejercicio físico eran más importantes para perder peso y su respuesta es sorprendente.

“Los estudios tienden a mostrar que, en términos de pérdida de peso, la dieta juega un papel mucho más importante que el ejercicio”, dijo Stanforth. “El ejercicio requiere tiempo y esfuerzo constante, lleva más tiempo ver sus resultados. También quema menos calorías de lo que las personas piensan. Por otro lado, existen varios alimentos altos en azúcar, altos en grasa y calorías que se pueden cortar de la dieta y ver un cambio significativo en un corto periodo de tiempo.””

¿Sabías que, para quemar 3500 calorías tendrías que caminar aproximadamente 56 kilómetros? Sabemos que es mucho caminar, sin embargo, es importante saber que una barra de Snickers podría tener hasta 500 calorías. Es mucho más fácil dejar de comer una barra de Snickers que caminar 8 kilómetros para quemar las calorías consumidas.

Varios estudios respaldan lo que sugiere Stanforth.

Una revisión de 20 estudios realizados con más de 3000 personas publicada en el American Journal of Clinical Nutrition en 2014, descubrió que las dietas ricas en proteína y consumiendo sustitutos bajos en calorías tienen mejores resultados en términos de mantener el peso de los participantes después de un periodo de dieta baja en calorías en comparación con el ejercicio.

Una revisión realizada en 2011, que analiza la relación entre la masa grasa y la actividad física en los niños, concluyó que estar activo probablemente no sea el factor determinante del peso no saludable en los niños.

Aun así, el ejercicio puede entrar en juego más adelante. El ejercicio tiene otros beneficios, desde ayudar a mejorar nuestro estado de ánimo y proteger nuestro cuerpo de los efectos perjudiciales del envejecimiento hasta ayudarnos a controlar los síntomas del estrés, la depresión y la ansiedad. Además, el ejercicio ayuda a construir y mantener el músculo, lo que permite quemar más calorías durante el día aún en estado de reposo.

Fuente