Todas las personas que aman el café, saben que no todas las drogas son igual de dañinas. La cafeína es la droga psicoactiva más consumida en la Tierra y no es un peligro para la salud.

Un grupo de psiquiatras y químicos farmacobiólogos del Royal College of Psychiatrists del Reino Unido, clasificó sistemáticamente las sustancias más peligrosas para la salud de acuerdo a: cuánto daño físico causa, qué tan adictivas son y cuánto daño hacen a la sociedad en general, basados en los costos invertidos en atención médica.

Esta es la lista de las sustancias que tienen mayor rango de dependencia. Para evaluar el peligro de cada droga, los científicos analizaron tres tipos de efectos.

  • Placer, la euforia que siente el usuario al consumir la droga. Este efecto es conocido como dependencia psicológica a la droga.
  • Los antojos que experimenta el usuario al retirar la sustancia
  • La dependencia física; los dolores de cabeza y otros síntomas físicos que experimenta un usuario cuando deja de consumir la sustancia.

 

  1. La heroína se clasificó como la más alta en términos de dependencia.

La droga cumplía con tres de los tres efectos de dependencia: placer, antojo y dependencia física.

  1. La cocaína recibió un tres de tres en términos de placer.

Sin embargo, se consideró un poco menos psicológicamente adictivo que la heroína y aproximadamente la mitad como físicamente adictivo.

  1. En términos de adicción psicológica, la nicotina se clasificó como casi tan adictiva como la cocaína.

La nicotina recibió un 2.6 de 3 en comparación con 2.8 de cocaína. Pero también se consideró menos placentero y mucho menos adictivo físicamente.

  1. Los barbitúricos son medicamentos sedantes que una vez fueron ampliamente recetados para la ansiedad.

Los barbitúricos obtuvieron dos de tres por dependencia general. Se clasificaron como menos placenteras y menos psicológicas y físicamente adictivas que la nicotina, la heroína y la cocaína.

  1. El alcohol se consideró menos psicológicamente adictivo que el tabaco.

El alcohol y el tabaco se clasificaron por igual en términos de placer, sin embargo, recibieron un 2,3 de 3. El alcohol y el tabaco también tenían una clasificación de dependencia física similar en general.

Fuente