Los médicos siempre nos lo dicen: LEE SIEMPRE LA ETIQUETA. Un hombre de 31 años ha tenido la desgracia de sufrir daños permanentes en las retinas de sus ojos, después de tomar una dosis demasiado alta de un medicamento utilizado para tratar la disfunción eréctil.

El culpable ha sido el citrato de sildenafilo, un ingrediente de Viagra y muchos medicamentos similares. Si bien se sabe que el medicamento causa problemas temporales a la visión, nunca se había visto algo así antes.

Más de 12 meses después de informar el problema por primera vez, el hombre aún tiene una visión teñida de rojo por tomar más de la dosis recomendada de 50 mg. De hecho, el paciente dice que no sabe cuánto tomó, simplemente lo bebió en forma líquida directamente de la botella.

“La gente vive de la filosofía de que, si un poco es bueno, mucho es mejor”, dice el investigador principal del informe, Richard Rosen, Director de Servicios de Retina en New York Eye and Ear Infirmary de Mount Sinai (NYEE). “Este estudio muestra lo peligrosa que puede ser una gran dosis de un medicamento de uso común”.

Para estudiar el daño más de cerca, Rosen y sus colegas utilizaron un sistema de óptica adaptativa (AO) que muestra las estructuras microscópicas del ojo en tiempo real.

Esto se combinó con la tomografía de coherencia óptica (OCT, por sus siglas en inglés), que es donde los sistemas de imágenes avanzados se utilizan para revelar secciones transversales de la retina, capa por capa. Es la primera vez que una retina ha sido estudiada tan de cerca por daños celulares.

Los hallazgos no fueron nada positivos: daño microscópico a los conos de la retina que manejan la visión del color. Las lesiones parecían similares a las observadas en enfermedades de retina hereditarias.

En general, algunos efectos secundarios de tomar una dosis basa de citrato de sildenafilo, pueden ocurrir en ciertos casos: visión borrosa, visión teñida de azul y mayor sensibilidad a la luz.

Esto, sin embargo, está en otro nivel. El paciente informó inicialmente que tenía problemas con extraños destellos de luz, antes de que empezará a aparecer el tinte rojo.

Los expertos no especifican exactamente qué tomó el hombre, pero dicen que se trató de un tratamiento “no farmacéutico” a través de Internet que contiene citrato de sildenafil líquido, una forma no aprobada del medicamento. Debido a que la fuente es incierta, el tratamiento podría haber sido contaminado, sugieren los investigadores.

El hombre no solo estaba tomado algo no aprobado por su médico, sino que además estaba tomando mucho más de lo que debería. Ahora lo pagará al ver rojo de forma permanente.

Oficialmente, lo que tiene es una toxicidad retiniana persistente, y todos los tratamientos hasta este momento no han logrado resolver el problema. Los profesionales de la salud que estudian el caso dicen que los médicos deberían enfatizar los peligros de una sobredosis de estos medicamentos, ya que pueden dañar nuestros cuerpos hasta el nivel celular.

“Nuestros hallazgos deberían ayudar a los médicos a tomar conciencia de los posibles cambios celulares en pacientes que podrían usar el medicamento en exceso, para que puedan educar mejor a los pacientes sobre los riesgos de usar demasiado”, dice Rosen.

Fuente