Fisiopatología de la Trombocitosis

La trombocitosis se define como un recuento de plaquetas mayor que dos desviaciones estándar por encima de lo normal, o mayor a 400,000 por microlitro en la mayoría de los laboratorios.

La fisiopatología de la trombocitosis reactiva es cada vez más conocida, al menos para aquellos pacientes en los que la inflamación es el mecanismo causal. La interleucina 6 (IL-6) es un mediador inflamatorio bien conocido, liberado por leucocitos estimulados con productos de descomposición bacteriana o de tejidos, que actúa sobre hepatocitos para estimular la producción y liberación de trombopoyetina, el regulador primario de la producción de plaquetas. Algunos casos de trombocitosis asociada al cáncer también se deben a la inflamación evocada por el cáncer o por la producción de IL-6 directamente del tumor.

La causa de la trombocitosis inducida por deficiencia de hierro es menos comprendida. Inicialmente, los informes se centraron en la eritropoyetina como la hormona inductora de trombocitosis, basándose en la hipótesis de que la similitud estructural de la trombopoyetina y la eritropoyetina permite que esta última, elevada en pacientes con anemia ferropénica, reaccione en forma cruzada con el receptor de la trombopoyetina. Sin embargo, esta hipótesis no tiene en cuenta el vínculo único entre la deficiencia de hierro y la trombocitosis (la eritropoyetina está elevada en la mayoría de los pacientes con anemia, pero las plaquetas están elevadas sólo en la anemia por deficiencia de hierro) o el hecho de que la eritropoyetina no reacciona de forma cruzada con el receptor de la trombopoyetina.

La fisiopatología de las neoplasias mieloproliferativas se comprende cada vez mejor. La mutación del dominio de pseudoquinasa de la quinasa de señalización Jak2 provoca su activación, con la subsiguiente activación de un número de vías de señalización descendentes, en su mayor parte idénticas a la unión de un factor de crecimiento activador. La mutación del receptor de trombopoyetina, c-Mpl, activa el receptor de forma similar a la trombopoyetina de unión, impulsando de nuevo el crecimiento celular. Más recientemente, se ha demostrado que las mutaciones truncadas del gen de calreticulina, una proteína amortiguadora de calcio y chaperona del retículo endoplásmico, elimina el anclaje del retículo endoplásmico, permitiendo que el resto de la proteína se una a c-Mpl y lo active.

Fuente

28 de Julio: Día Mundial contra la Hepatitis

El Día Mundial contra la Hepatitis se conmemora el 28 de julio para ofrecer una oportunidad de crear conciencia de las diferentes formas de hepatitis, qué son y cómo se transmiten, quién se encuentra en riesgo de contraerla y varios métodos de prevención y tratamiento. Este año se pretende impulsar todas las iniciativas para aplicar la primera Estrategia mundial del sector salud contra las hepatitis víricas y ayudar a los Estados Miembros a conseguir el objetivo final: eliminar la hepatitis.

¿Qué es la hepatitis viral?

Es una enfermedad causada por un virus que provoca la inflamación del hígado que puede producir epidemias, cáncer de hígado y hasta la muerte.

Existen cinco tipos de hepatitis: A, B, C, D y E. Los síntomas son similares para todos los tipos: fiebre, náusea, vómito, dolor abdominal, erupciones en la piel, pérdida de apetito e ictericia (color amarillo en la piel). A veces las hepatitis no presentan síntomas hasta varios años después de infectarse, aunque es probable que para ese momento el hígado pueda tener daños graves. A continuación te presentamos una tabla con información que debes conocer sobre las hepatitis víricas:

  Formas de transmisión Tiempo de aparición de síntomas después de la infección ¿Existe vacuna de prevención?
Hepatitis A Alimentos o agua contaminada, falta de higiene o por contacto directo con una persona infectada 2 a 3 semanas
Hepatitis B Vía sexual, de una madre infectada a su hijo durante el parto, a través de la sangre o de objetos domésticos que pueden contener sangre (cepillos de dientes, rasuradoras, entre otros). Es importante mencionar que no se transmite por besarse, estornudar o compartir utensilios de cocina 1 a 2 meses

 

En algunos casos no presenta síntomas, pero si el virus no se trata puede ocasionar daños graves al hígado, incluso la muerte

Hepatitis C A través de la sangre y jeringas contaminadas o por vía sexual 2 semanas a 2 meses

 

El 80 % de los pacientes son asintomáticos

No hay vacuna para prevenirla pero existen medicamentos que curan la enfermedad en tres meses
Hepatitis D Sólo se puede adquirir si tienes hepatitis B, también se transmite por vía sexual y a través de sangre contaminada La vacuna contra hepatitis B también es efectiva
Hepatitis E Alimentos o agua contaminada, falta de higiene o por contacto directo con una persona infectada 2 a 10 semanas Sí, pero solo ha sido aprobada en China

Si piensas que podrías tenerla o has vivido alguna situación de riesgo, visita el servicio de salud más cercano  y pide hacerte una prueba.

Fuente